El tejado tiene una doble función: de protección frente a las inclemencias atmosféricas, ya que el tejado es la parte más expuesta de un edificio y decorativa, permitiéndonos integrar el edificio en el entorno.

Su importancia dentro de todo el proceso de construcción se debe tanto a nivel estético como por su responsabilidad en la estanqueidad del edificio, evitando goteras, humedades y deterioro de la estructura superior.

Uno de los materiales de construcción más extendidos por todo el mundo como revestimiento de tejados es la teja cerámica. Entre sus ventajas están una larga duración, fácil mantenimiento, buena resistencia a las inclemencias meteorológicas y sus propiedades como aislante, ya que son impermeables. El fuego tampoco consigue destruirlas. Aunque su duración es indefinida, ésta se aumenta si se somete a procesos de esmaltado, con lo cual se logrará incluso conservar el color original del material.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted