Se llama protección contra incendios al conjunto de medidas que se disponen en los edificios para protegerlos contra la acción del fuego. Generalmente, con ellas se trata de conseguir tres fines:
•Salvar vidas humanas
•Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.
•Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible

Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en medidas pasivas y medidas activas.

Las medidas pasivas son las que afectan al proyecto o a la construcción del edificio, facilitando la evacuación de las personas mediante pasillos y escaleras de suficiente amplitud y retardando la acción del fuego sectorizando con puertas cortafuegos para que no se extienda muy deprisa ó se pare antes de invadir otras zonas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted