Hacemos todo tipo de tabiquerías y cerramientos de ladrillo tradicional, ya sean fachadas, cerramientos ó compartimentaciones.

La construcción con ladrillo cerámico se ha empleado a lo largo de miles de años en zonas climáticas muy diferentes y para muy distintas tipologías arquitectónicas. Pocos materiales resisten el paso del tiempo conservando sus características mecánicas y estéticas sin apenas cuidados de mantenimiento como lo hace el ladrillo y, por otro lado, la variedad de colores y de texturas y el juego con los aparejos y las juntas potencian enormemente su capacidad expresiva.

Existe una variedad de ladrillo para cada necesidad, empleándose el ladrillo macizo de cara vista para el cerramiento de fachadas, vallas, etc. , el ladrillo macizo tosco para la separación de viviendas, y en cerramientos a revestir, el hueco doble se utiliza para tabiquería interior en los sitios por donde hay que pasar instalaciones y el ladrillo sencillo o rasillón para compartimentaciones donde no sea necesario pasar instalaciones o en cámaras para el cerramiento de fachadas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted